Logo_animado

Flora  Fauna  Fuentes

FLORA

Las tierras de Porcuna, de lomas suaves y pendientes moderadas, están dedicadas en su mayor parte a la agricultura, siendo el cultivo del olivar el que mayor superficie ocupa seguido por los cereales. La superficie forestal es inexistente y solo es posible observar pequeñas manchas de matorral mediterráneo asociadas a los padrones, zonas rocosas de difícil cultivo y márgenes de los arroyos.

En el término municipal de Porcuna podemos destacar principalmente tres ecosistemas: el olivar, los arroyos con su vegetación de ribera y los padrones o linderos, vestigios del matorral mediterráneo.

Aceitunas en el olivarEl olivar es el agrosistema dominante y casi único. Se extiende por toda la geografía física del término, apareciendo ejemplares de todas las edades: desde estacas de uno a cinco años, hasta olivares de más de cien años, aunque el que predomina es el de cuarenta a setenta años.
La oliva cultivada es la Olea europaea (variedad picual) que cubre casi todo el territorio, aunque debajo de éstas aparecen extensos herbazales de carácter nitrófilo, con abundantes asociaciones vegetales, destacando plantas como el Jaramago (Diplotaxis siifolia), la Amapola (Pavaver rhoeas), el Nazareno (Muscari comosum), la Caléndula (Calendula arvensis), la Malva, la Albejana y la Correhuela (Convolvulus althaeoides).

Entre la gran extensión de olivar discurren por nuestro municipio arroyos caracterizados por su salininidad, los cuales poseen una vegetación de ribera cuyo estado de conservación, en la mayoría de los casos, no es bueno. En esta vegetación ribereña podemos destacar especies como el Olmo (Ulmus minor), el Álamo blanco (Populus alba), el Taray (Tamarix sp.), la Caña (Arundo donax), el Carrizo (Phragmites australis), la Zarzamora (Rubus ulmifolius), el Junco y la Mimbrera (Salix purpurea).

En algunas zonas, entre los olivares, aparecen manchas de matorral mediterráneo. En los denominados padrones o linderos que separan fincas, o bien en las cunetas y en los cerros rocosos que afloran. Destacan aquí especies como la Encina (Quercus ilex ballota), la Coscoja (Quercus coccifera), el Aladierno (Rhamnus alaternus), la Jara blanca (Cistus albidus), el Hinojo (Foeniculum vulgare), el Tomillo (Thymus zygis), la Esparraguera (Asparagus acutifolius L.), la Alcaparra (Capparis spinosa), las Chumberas (Opuntia ficus-indica), el Lentisco (Pistacia lentiscus) y el Zumaque (Rhus Coriaria L.).

El hinojo

EL HINOJO (Foeniculum vulgare)

El Hinojo es una planta herbácea y perenne, muy extendida por toda la provincia. Posee unos tallos largos de hasta 2,5 metros, y su floración dura desde mayo hasta septiembre, con unas inflorescencias en forma de umbela muy características.

Aparece asociada a bordes de caminos, carreteras, cultivos, linderos y pastizales subnitrófilos. Su distribución general se encuentra repartida desde el oeste y centro de Europa hasta la región mediterránea y el suroeste de África.

El Hinojo es popularmente conocido por su uso como condimento en la cocina mediterránea, especialmente en la provincia de Jaén para el aliño de las aceitunas.


Página creada y mantenida por © M. Jalón